Las lentes de contacto son una opción popular y conveniente para corregir la visión, pero es crucial manejarlas con cuidado y atención a la higiene para evitar posibles complicaciones. Aquí te presentamos algunas pautas esenciales que debes seguir:

  1. Lavado Riguroso de Manos: Antes de manipular tus lentes de contacto, es imprescindible lavarse las manos minuciosamente. Utiliza agua tibia y jabón neutro, asegurándote de eliminar cualquier rastro de suciedad o gérmenes. Sécalas con una toalla que no suelte pelusas para evitar irritaciones o molestias en los ojos.
  2. Maquillaje Después de Colocar las Lentes: Si eres amante del maquillaje, recuerda aplicarlo después de ponerte las lentes de contacto. De esta manera, se reduce el riesgo de contaminar las lentes con productos cosméticos, lo que podría provocar irritación o infecciones oculares.
  3. Mantén las Uñas Cortas y Cuidadas: Para evitar dañar tus ojos o las lentes de contacto durante su manipulación, es recomendable mantener las uñas cortas y bien cuidadas. Las uñas largas aumentan el riesgo de rasguños en la superficie de la lente o de lesiones oculares involuntarias.
  4. Almacenamiento Adecuado: Cuando no estés usando tus lentes de contacto, guárdalas correctamente en su estuche con solución desinfectante. Asegúrate de cambiar la solución regularmente y no reutilizarla para evitar la proliferación de bacterias.

Recuerda que una higiene adecuada es fundamental para proteger la salud ocular y garantizar la comodidad y eficacia de tus lentes de contacto. En nuestra óptica, ubicada junto a la Plaza Mayor de Salamanca, en Calle Prior, 11, estamos aquí para brindarte asesoramiento experto y soluciones personalizadas para tus necesidades visuales. ¡No dudes en visitarnos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario